jueves, 19 de diciembre de 2013

La responsabilidad del adulto... la espada de Damocles.

¡Que bonito es ser Jefe de Grupo! Tienes el poder en tus manos, la gente te respeta, tienes un lugar en el Olimpo, te vuelves "socialité", tu palabra se vuelve ley incuestionable....

Estas y otras sandeces son el creer de muchos adultos dentro del escultismo, pero bueno, al final esos son sus pensamientos, parafilias y limites mentales... de lo que quiero hablar ahora, es sobre lo que realmente es ser un Jefe de Grupo (aunque aplica a sección, provincia, etc...)


La palabra clave es RESPONSABILIDAD... y aplica en toda tu estancia en el cargo.

El jefe de grupo tiene la responsabilidad de uno y cada uno de los muchachos adscritos al grupo en cuestión: si se lastima uno, si se pierde uno, si no recibe insignias uno, si se aburre uno, si deja de llegar uno.... ah si aplica la de TODO ES BRONCA TUYA.

Si, tienes adultos que te echan la mano en la causa y se reparten la chamba... pero su desempeño.. ¿que crees?... ES RESPONSABILIDAD TUYA.


Esto  lo traigo a colación por que recientemente tuve que tomar una decisión un tanto precipitada, pero la hice en uso y conciencia de mi cargo y haciendo memoria de todo lo que mi antecesor (o sea, el Jefe de Grupo anterior pues) me repetía una y otra vez: "si algo le pasa a un muchacho, el papá vendrá con la espada desenvainada directo sobre tu cabeza... y luego preguntará que pasó"... así que todas y cada una de mis decisiones tienen que estar sustentadas sobre su bienestar, después, sobre su bienestar, y al final, sobre SU BIENESTAR.... mi satisfacción y delirios de grandeza no caben en este plato.


El ingreso a esta asociación y aceptación de cargos es VOLUNTARIA... pero no se viene a hacer lo que me cante un papagayo. Mi misión y entrega es por los muchachos y su correcta incursión al escultismo... lo demás, es banal e insustancial.


Felices fiestas!!

 =)